Cuento: El elefante fotógrafo

Cuento El elefante fotógrafo

Capítulo 1: El Elefante Curioso

Había una vez en la selva africana un elefante llamado Enrique. Enrique era un elefante curioso y amigable, con orejas grandes y ojos brillantes. Le encantaba explorar la selva y descubrir cosas nuevas cada día.

Un día, mientras caminaba por la selva, Enrique se encontró con una cámara fotográfica abandonada bajo un árbol. La cámara tenía una nota que decía: «Para aquel que quiera capturar la belleza del mundo». Enrique no sabía lo que significaba, pero la cámara lo intrigó.

Decidió llevar la cámara consigo y aprender a usarla para capturar la belleza que veía a su alrededor.

Capítulo 2: El Comienzo de una Pasión

Enrique pasaba horas cada día practicando con la cámara. Observaba la luz del sol, las sombras de los árboles y los colores vibrantes de las flores. Pronto descubrió que podía tomar fotografías sorprendentes de la selva y sus habitantes.

Comenzó a fotografiar a los animales, a los pájaros que volaban en el cielo y a las puestas de sol que teñían el horizonte de naranja y rosa. Enrique se sintió emocionado por su nueva pasión y deseó compartirla con otros.

Capítulo 3: La Sorpresa de la Selva

Un día, mientras fotografiaba un grupo de elefantes jugando en un río, Enrique notó algo inusual en el agua. Era un cocodrilo atrapado en una red abandonada. El cocodrilo estaba asustado y necesitaba ayuda.

Enrique dejó su cámara a un lado y, con la ayuda de sus amigos elefantes, logró liberar al cocodrilo. El cocodrilo, agradecido, le dijo a Enrique: «Gracias por salvarme. Has demostrado ser un verdadero amigo y un gran protector de la selva.»

Enrique sonrió y respondió: «No hay nada que agradezcas, amigo cocodrilo. La selva es nuestro hogar, y debemos cuidar de todos los que viven en ella.»

Capítulo 4: Compartiendo la Belleza

Después de esa experiencia, Enrique decidió utilizar su pasión por la fotografía para crear conciencia sobre la importancia de proteger la selva y sus habitantes. Comenzó a mostrar sus fotografías en una exhibición en la selva, donde todos los animales podían ver la belleza de su hogar.

Las fotografías de Enrique inspiraron a otros a apreciar y proteger la selva. Los animales se dieron cuenta de la importancia de cuidar de su hogar y de todas las criaturas que vivían en él.

Capítulo 5: La Enseñanza de Enrique

Al final de su emocionante viaje como fotógrafo, Enrique entendió una lección importante: todos tenemos la capacidad de marcar una diferencia y de utilizar nuestras pasiones para hacer el mundo mejor.

Enrique compartió esta enseñanza con todos los animales de la selva: «Cada uno de nosotros tiene un regalo único. Si lo usamos para el bien de los demás y del mundo que nos rodea, podemos hacer grandes cosas.»

Enseñanza:

El cuento del Elefante Fotógrafo nos enseña que cada uno de nosotros tiene un talento especial y una pasión que podemos utilizar para hacer el bien en el mundo. Enrique nos muestra cómo la fotografía no solo puede capturar la belleza de la naturaleza, sino también inspirarnos a proteger y cuidar de nuestro hogar y de todos los seres que lo habitan.

Comparte este cuento:

Sigue leyendo más cuentos: